Red Nacional de Epidemiología del Presidente | …

Un año después de que el gobierno tomara medidas para combatir la epidemia, el presidente Alberto Fernández Antes de que llegara la segunda ola del virus corona, creó una cadena nacional que llamaba a la gente a “profundizar la atención”.

En su discurso, el mandatario identificó tres temas que están provocando la epidemia en estos días -el advenimiento de la segunda ola, mutaciones en el virus y la escasez global de variantes y vacunas- y destacó cómo combatirlos. Advirtió del peligro de que las tensiones se propaguen en otros países, especialmente en los países vecinos, y destacó que “viajar al extranjero es absolutamente inevitable”.

Vídeo completo del mensaje del presidente

En cuanto a la campaña de vacunación, destacó que a pesar de la firma de contratos por valor de 65 millones de rupias, “hasta ahora sólo el 6 por ciento de los que hemos contratado han llegado al país”.

“Todavía no tenemos suficiente”, aclaró, pero el gobierno prometió estar “muy seguro” de que llegarían más vacunas en las próximas semanas para ampliar la campaña de inmunización.

“Nuestra voluntad política va acompañada del inmenso compromiso de los trabajadores de la salud. Todos conocemos ya al menos a una persona a la que se le aplicó una dosis de la vacuna”, recalcó. Agregó: “A medida que avanzamos en esto, debo pedirle a la comunidad que asuma la responsabilidad de todos. La epidemia no ha terminado. Debemos tomarnos en serio la prevención de que COVID nos vuelva a aislar”.

Texto completo de la cadena nacional

“Buenas noches a todos.

Cuando les hablé por primera vez sobre la epidemia, les dije que mi prioridad era cuidar la salud de Argentina. Algunos creyeron que las medidas que presentó fueron exageradas. Pero la experiencia demuestra que es necesario ganar tiempo para evitar el hacinamiento del sistema de salud. Por tanto, se pueden salvar vidas.

La epidemia ha crecido mucho más de lo que todos esperábamos. Tenemos el deber de saber que esta importante situación afecta a toda la sociedad. Todos los argentinos y argentinos, como todos los pueblos del planeta, están afectados por la epidemia.

Soy muy consciente de las consecuencias económicas y sociales que trae. Soy muy consciente del impacto que esto tiene en la salud. En dificultades para encontrar nuestros afectos. Conozco el trabajo de unidad de los cuidadores de ancianos. Conozco el compromiso y el compromiso de tener niños que tienen que pasar por un largo período de infancia en este entorno.

READ  A Barcelona-Sevilla, Copa del Rey: Granizo

Todas nuestras actividades se han visto afectadas. Soy muy consciente del esfuerzo por crear todo esto. Sé que a veces muchos de nosotros nos cansamos de las limitaciones y nos cansamos de la epidemia.

Un año después, queremos saber cuál es la situación, cuáles son las dificultades y cómo afrontarlas.

El mundo tendrá que vivir con la epidemia. Nosotros también. Aprendimos a hacer con Govit. Aprendimos a educar con cuidado. Aprendimos a conformarnos con la ética en todo tipo de organizaciones. Aprendimos a cuidarnos en los deportes, las actividades culturales y las reuniones familiares.

Mi principal preocupación es la salud, salvar vidas y velar por la recuperación económica. Trabajamos para comenzar a sentir una sensación de redención en la vida de las personas.

Cuando miramos la situación epidemiológica en Argentina y lo que está sucediendo en la región, queda claro que tenemos desafíos importantes.

Hay 3 cuestiones más importantes. los Primero Con la llegada del otoño en muchos países, o incluso antes, un Segundo holaEn muchos casos hay tasas muy altas de infecciones y muertes.

los El segundo problema Covit fue Mutaciones y nuevos tipos, Algunos de los cuales son altamente contagiosos y causan una muerte grave.

El tercer problema es la escasez mundial de vacunas..

Solo 18 países han recibido el 88% de las vacunas distribuidas hasta el momento.

La mayoría de los países se encuentran en el vasto desierto y las vacunas son escasas o inaccesibles.

Además, existe un retraso global en la entrega de vacunas.

Fabricación, logística, materiales, se enfrentan a un problema completamente excepcional.

Cada país firma acuerdos para la compra de vacunas. Un examen de la cantidad total comprada hasta ahora revela un hecho impactante.

Solo 15 países han recibido más del 10% de las vacunas compradas hasta ahora.

Esta es la realidad del mundo en 2021: escasez de vacunas, desigualdad y retrasos.

Hoy hablé con 24 gobernadores y gobernadores. Investigamos la situación y actuamos.

Tenemos un plan para lidiar con el otoño y el invierno que incluye dos cosas: vacunación y mantenimiento.

El año pasado nos cuidamos para ganar tiempo y fortalecer el sistema de salud. Logramos un aumento del 47% en camas de cuidados intensivos, conectando 3.300 respiradores y construyendo 12 hospitales modulares.

Fue en ese momento que esas misiones de salud no completaron el sistema de salud. Por eso, toda persona que lo necesite puede acceder al servicio de salud.

READ  En medio del escándalo con Gustavo Conte, la fuerte frase de Jimena Capristo: "No se dice que sea tóxico, se dice ...

Este año debemos cuidarnos a medida que avanza el programa de vacunación más grande de nuestra historia.

Por eso, los invito nuevamente a actuar juntos, independientemente de las diferencias políticas o sociales. Necesita atención conjunta y vacunación. Operamos en conjunto con 24 jurisdicciones y toda la comunidad argentina.

Para prevenir y minimizar el impacto de la segunda ola tanto como sea posible, les insto a todos a respetar las principales Medidas preventivas:

A una distancia de dos metros, uso adecuado de Sinstrap, higiene de manos, mantener ventiladas las habitaciones y realizar actividades al aire libre.

Quiero que sepa que los nuevos tipos de virus son peligrosos para viajar. Se recomienda encarecidamente viajar al extranjero. Quienes lo hagan deben aislarse y tener mucho cuidado al regresar.

Los límites seguirán cerrados a los turistas extranjeros a partir del 24 de diciembre.

Argentina y Argentina han aprendido a cuidarnos. Ahora que se acerca el otoño, debemos fortalecer ese enfoque. Cuanto más lo hagamos, se producirán menos infecciones y muertes.

Donde no hay mantenimiento conjunto, cualquier sistema de salud puede verse abrumado.

Todo este cuidado colectivo es importante para asegurarnos de que recibamos la cantidad de vacunas que necesitamos.

En el desierto global de las vacunas, ponemos toda nuestra energía, la capacidad financiera del estado y su logística en la compra de nuevas cantidades. Nos encargamos de trasladarlos a cada ciudad, a cada barrio, a cada ciudad, a los lugares más remotos del país. Mi objetivo es vacunar todo lo antes posible.

Queremos que todos en el país estén vacunados. El Gobierno Nacional compra, recibe y distribuye a las provincias en proporción al número de compradores. ¿Está mejor hecho? Si. ¿Estamos acelerando el número de personas que se vacunan por semana? Si.

¿Está todo cambiando como esperábamos? No, porque hay un retraso global en la producción de vacunas.

Hemos firmado acuerdos para adquirir más de 65 millones de volúmenes y firmaremos nuevos contratos.

Como es el caso en todo el mundo, las vacunas que compramos lamentablemente tardan más en llegar. Nuestros proveedores tuvieron dificultades para medir la producción y no pudieron entregar a tiempo. La verdad es que incluso los países ricos tuvieron negociaciones y tensiones con los proveedores.

A la fecha han llegado al país 4 millones de dosis, el 6% de los montos contratados.

READ  Libertadores avanza a las semifinales, venciendo 1-0 a River National con gol de Caracas.

Trabajamos duro para vacunar a todos.

Se han utilizado alrededor de 3 millones de dosis para Argentina y Argentina.

La semana pasada se vacunaron 723 mil personas en el país, 100 mil al día. Argentina tiene capacidad para vacunar a 4,5 millones de personas al mes, pero todavía no tenemos suficiente.

Mientras continúa el problema de la escasez global, en los próximos días llegarán nuevos niveles.

Trabajamos incansablemente para conseguir todos los niveles que necesitamos. Confiamos en hacerlo.

Detrás de cada persona que ha sido vacunada, ha habido muchas, muchas, trabajando silenciosamente para registrar la compra, distribución, garantía de la cadena de frío, la aplicación adecuada y cada persona vacunada. Para que esto suceda, es necesario el gobierno actual.

Nuestra voluntad política va acompañada del inmenso compromiso de los trabajadores de la salud. Todos conocemos a alguien que ya ha recibido al menos una dosis. Cada día que pasa, cada vez más argentinos y argentinos extienden la mano con emoción y satisfacción. Nos da mucha alegría.

Continuaremos fortaleciendo el sistema de salud.

A medida que avanzamos de un estado a otro en estos objetivos, debo pedirle a toda la comunidad un mayor compromiso para cuidar de nosotros.

Necesitamos mucha prevención y mucha responsabilidad personal y colectiva.

La epidemia no ha terminado. Debemos tomar serias medidas de precaución para que el Gobierno no nos vuelva a aislar.

Si la sociedad en su conjunto se cuida a sí misma, vamos a tener el menor impacto posible sobre el impacto de la segunda ola.

Trabajamos para sostener la actividad económica y social.

Nuestro inmenso agradecimiento a todos los trabajadores de la salud y a todos los que trabajan en el cuidado colectivo.

Quisiera reiterar todo mi cariño por quienes han perdido a un ser querido.

Necesitamos saber que cuando nos vacunamos comenzamos a controlar la infección. Solo entonces podremos mirar atrás y recordar estos tiempos desafiantes en los que vivimos hoy.

Da la casualidad de que de este momento aprenderemos que la comunidad argentina puede enorgullecerse de superar estos enormes desafíos.

No voy a ceder en mis esfuerzos.

Seguiré cuidando a todos los argentinos.

Haré todo lo posible para progresar semanalmente mediante la vacunación.

Me uniré a ustedes por un país mejor. “

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Blog Informativo Enlarama