El último día de 2020, los casos subieron …

La ciudad de Buenos Aires cerró 2020 con un aumento de casos del Gobierno 19. El último día del año marcó la cifra de 2.146 contagios, casi 500 más que los 1.688 registrados el 30 de diciembre. Las autoridades registraron un total de 2146 de 1405 casos positivos y 741 casos entre residentes. Estos incluyeron diez muertes, siete de ellos residentes.

Como parte del primer día de 2021, la tasa de ocupación de camas de cuidados intensivos en la ciudad fue del 22,8 por ciento, con un total de 103 camas críticas ocupadas por el sistema de salud pública.

Desde el inicio de la erupción se han realizado un total de 992,485 canjes en la ciudad, con una tasa positiva del 30,9 por ciento, de los cuales 590,393 se realizaron en personas residentes en la capital federal, lo que indica un nivel positivo del 30,1 por ciento.

En su último contacto con la prensa, el ministro de Salud bonaerense, Fernández Guerrero, dijo que tendría que esperar unos días para leer la curva y comprobar si se trataba de una recaída estacional por el fin de las reuniones anuales o por la terrible segunda ola que ya había ocurrido en Europa.

En su última reunión, el presidente Alberto Fernández, el líder de gobierno Horacio Rodríguez Loretta y el gobernador bonaerense Axel Kisiloff reconocieron que hubo una relajación por parte de la ciudadanía luego de nueve meses de restricciones. Siento que la luz al final del túnel ya está en el horizonte con las vacunas, incluso cuando advierte de un posible peligro de segunda ola.

READ  En Gaza Rosada entra en vigor una versión de Marcella Losardo dejando el Ministerio de Justicia

En rigor, las últimas semanas del año vieron concentraciones en lugares públicos, como los funerales de Diego Maradona, una caravana de hinchas de River para conmemorar los dos años de la final de Madrid con Boca, y tertulias comunitarias para fiestas de temporada. Año.

De hecho, el médico sanatorista George Rashid sugirió que debería haber “restricciones nocturnas a la circulación” en las últimas horas. Fue miembro del Consejo Asesor de Kishiloff, que propuso que “las fronteras deberían cerrarse e imponerse restricciones nocturnas de 22 a 6 de la tarde”.

En reportajes radiales, Rashid consideró “difícil el toque de queda, pero funciona en Europa”, al tiempo que cuestionó la cantidad de personas que se habían reunido anoche en las plazas del área metropolitana al término de las celebraciones anuales.

“Existe la anestesia, que en algunos casos se alimenta por medios hegemónicos irresponsables, que promueve la resistencia irresponsable y criminalmente aislada y la vacunación de las personas, que no son elementos que se protejan de estos problemas asociados a la mentira”, dijo a Radio 10.

Como cooperativa, el propio presidente de la Nación reconoció anoche que se estaba considerando la posibilidad de utilizar las fuerzas de seguridad para incentivar concentraciones masivas al aire libre.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      Blog Informativo Enlarama